Staff 37

  • Agrandar Texto
  • Achicar Texto

Staff

 Intersecciones Psi  

Revista Electrónica de la
Facultad de Psicología de la UBA
Año 10 – Número 37
Diciembre de 2020


Secretario de Extensión, Cultura y Bienestar Universitario

Pablo Muñoz

Director General

Jorge A. Biglieri

Generación de Contenido

Pablo Fernández

Diseño

Agustina Espector

Diagramación

Alejandro Zeitlin



Colaboran en este número:

Elda Capurro

Aridnaj De Oliveira Lima

Gustavo Del Cioppo

Luciana Gilgado

María del Carmen Herrador Tordecillas

Mónica Abud Perez de Cerqueira Luz

Graciela Rajnerman

María Belén Ruiu

Griselda Santos


 

Editorial

Este nuevo número de nuestra revista Intersecciones Psi tiene la peculiaridad de ser el último de un año extremadamente extraño y distinto a todos los que tengamos memoria: frente a una pandemia que aún asola al mundo y a nuestro país. 
En este difícil contexto se me hizo imprescindible acercar a nuestros lectores algunas reflexiones que presento a título personal pero que se vinculan con mi función en la Facultad de Psicología como Secretario de Extensión, Cultura y Bienestar Universitario. 
Es sabido que la Extensión es una de las misiones básicas y fundamentales de la Universidad Pública y Gratuita, tal como establece el Estatuto de la Universidad de Buenos Aires desde la Reforma Universitaria. También podemos coincidir en que la Extensión siempre ha tenido reservado un lugar secundario respecto de la Docencia debido a su misión primordial: la formación de profesionales. No obstante, es mucho lo que le aporta a esta última dada su función de articulación con la comunidad en la cual está inserta la Universidad, realizando contribuciones concretas a problemas y necesidades sociales. 
En nuestra Facultad, desde hace muchos años se vienen desarrollando actividades de este tipo a través de Programas de Extensión y es un área que ha crecido notablemente, sobre todo a partir del agravamiento de las condiciones socio-económicas de nuestro país en las últimas décadas. Su importancia es vital, pues permiten transferir a la sociedad los conocimientos producidos en la Universidad y habilita a los docentes y graduados a poner en marcha, a través del trabajo de campo, aquello que se enseña en el interior de las aulas, y a los estudiantes a tomar contacto con las realidades concretas que fueron aprendidas en forma teórica, a través de las clases formales y los textos escritos.
La dramática situación que estamos viviendo ha puesto a prueba a la Universidad en su conjunto y a la Extensión en particular, que ha pasado a primer plano. Me animo a concluir que, en la Facultad de Psicología, gracias a Profesores, Docentes, Graduados y Estudiantes -junto con la contribución del Personal no docente-, hemos podido, todos juntos, “reaccionar” rápidamente para dar respuestas a la desesperación de miles de personas que esperaban de la Universidad una contribución.
La rápida adecuación de la mayoría de los Programas de Extensión a la modalidad “a distancia” permitió que se diera continuidad a la asistencia -ya sea clínica, comunitaria, de asesoramiento, etc.- a un conjunto enorme de personas, profesionales de la salud e instituciones que, de no haber sido por ello, podrían haber quedado desamparados ante la pandemia y las extensas medidas de ASPO (devenido ahora DISPO). Sin dudas, los efectos subjetivos de esta situación aún están por verse, pero estamos en condiciones de afirmar que nuestros Profesores, Docentes, Graduados y Estudiantes están en excelentes condiciones para continuar haciéndoles frente a las demandas que provienen desde la sociedad y la comunidad, pues ya han dado pruebas de ello.
A modo de recopilación, que por razones de espacio de esta Editorial deja muchas fuera, además de lo mencionado, quisiera destacar las siguientes acciones que hemos llevado a cabo durante los últimos nueves meses:
* Hemos ofrecido una amplia variedad de Seminarios de Extensión y cursos a distancia, que permitieron que Profesores, Docentes, Graduados y Estudiantes siguieran enseñando y capacitándose.
* Organizados por el Departamento de Jornadas, hicimos posible un conjunto importante de Encuentros Virtuales (que reemplazaron a nuestras históricas Jornadas de Extensión presenciales) en diversas áreas y con una gran “concurrencia”.
* Continuamos con el Servicio de Supervisiones Gratuitas para graduados recientes, convertidas a formato virtual.
* Realizamos el encuentro virtual de Museos Universitarios, con participantes de museos internacionales.
* Desde el área de Cultura llevamos adelante dos ediciones de la muestra ExpresArte, donde Profesores, Docentes, Graduados y Estudiantes pudieron dar a conocer y exponer sus obras. Inauguramos el sitio virtual de la Galería de Arte. El Coro de la Facultad continuó con sus ensayos y realizó homenajes varios que se encuentran en nuestra página web. El Elenco de Teatro realizó la presentación de la obra “Cara a cara”.
* Desde la Subsecretaría de Bienestar Estudiantil, se siguieron llevando a cabo los Voluntariados, imprescindibles en el contexto actual. También se organizaron numerosos Talleres en diversas áreas, se destacan: Educación Sexual Integral, Promoción de la Salud Mental y Prevención de Violencia, entre otros. Se realizaron jornadas de donación de sangre y prevención de HIV. Y se realizaron torneos virtuales de Ajedrez y Talleres virtuales de Fotografía, así como la clásica edición del MostrArte.
* También se destaca que el Gabinete Pericial continuó trabajando ininterrumpidamente durante estos meses dando respuesta a los requerimientos del ámbito judicial.
El Departamento de Orientación al Graduado y al Docente realizó numerosas charlas informativas, conferencias y charlas abiertas de diversas áreas y con destacados invitados. Así como continuó con sus servicios de asesoramiento que, en el contexto actual, fue vital para muchos docentes y graduados de nuestra Facultad.
La enumeración podría continuar incansablemente. Todo ello en conjunto fue nuestro modo de seguir en contacto, estrechando lazos y evitando que muchos actores de la Facultad y la sociedad se sintieran solos o excluidos.  Por eso, mi agradecimiento a todos los Profesores, Docentes, Graduados y Estudiantes. Y al Personal no docente que, en este contexto tan difícil y doloroso, puso todo de sí para seguir adelante y ayudar a que otros puedan hacerlo también.
Si la Extensión Universitaria entraña la posibilidad de extender la incidencia de la Universidad por fuera de sus muros, para vincularse con la problemática social, podemos decir que todos juntos lo hemos logrado. Y los invito a que el año próximo sigamos haciéndolo.

Pablo Muñoz

Revista Electrónica de la Facultad de Psicología - UBA | 2011 Todos los derechos reservados
ISSN 1853-9793
Dirección: Hipólito Yrigoyen 3242, Piso 3º - (1207) CABA | Teléfonos: 4931-6900 / 4957-1210 | e-mail: intersecciones@psi.uba.ar